0 COMENTARIOS

Lo que nos espera: The Elder Scrolls Online


The Elder Scrolls Online
  • Tweet

 

Muchos de los jugadores que pudieron probar la nueva generación conocen la saga llamada ‘The Elder Scrolls’, gracias a 2 grandes títulos que se llevaron las palmas, que se denominaron ‘Oblivion’ y Skyrim; ambos títulos tuvieron incluso 10 en algunas calificaciones de revistas totalmente especializadas en la materia.

Gracias a sus bastos mundos, a sus cientos de horas de juego, a sus personajes e historias y a su modo de juego de combate, muchos pensaban que un título MMORPG de esas características era posible, y ahora es una completa realidad. Hace un año se presentó la IP llamada The Elder Scrolls Online, y ahora es una completa realidad.

Un firme competidor

World of Warcraft es un título que ha estado dominando el mercado de los MMORPG durante años, y no es para más, ya que casi 9 millones usuarios lo juegan de forma seguida. Pero no se debe de sentir seguro, ya que la saga creada por Blizzard ha estado en picada desde la expansión ‘Cataclysm’.

Ya era hora de que llegara un competidor serio a tratar de quitarle el lugar en el trono, y que mejor que una de las mejores sagas creadas por un estudio serio como lo es Bethesda. The Elder Scrolls Online tendrá todos los elementos que cualquier MMORPG necesita, pero llevándolos al nivel de un auténtico superventas como Skyrim

Primeramente, el juego servirá como una precuela, ya que estará ambientado 1000 años antes de los eventos sucedidos en la quita entrega de la saga. Será un auténtico seguidor de la exitosa Skyrim, ya que contendrá su excelente sistema de misiones, restaurado en dicha saga, por lo que el juego en solitario tendrá mayor repercusión

Lo que pudimos ver en la prueba de casi 2 horas del juego, es que no heredará el sistema de gráficos que tanto alabaron de Skyrim, ya que es meramente imposible, actualmente, un MMORPG con gráficos de intensa categoría.

 

Tags: , ,

Comentario:

Agrega un comentario:

Dinos que te ha parecido el contenido de esta nota.