0 COMENTARIOS

Trickster Online: Para los que busquen un MMORPG creativo.


Para PC
  • Tweet

 

Trickster Online es un juego lo bastante original y creativo para ser probado y descargado. A continuación te dejamos un pequeño análisis del juego para que revises cada uno de los detalles.

Un juego muy diferente

Por lo regular los juegos MMORPG tienen una misma temática, que la verdad con el pasar de los años se ha vuelto totalmente aburrida. La temática que siguen estos juegos por lo regular son batallas entre el bien y el mal, pero con la constate de ‘’atacar y defender’’.

Si ya estás arto de personificar caballeros, magos, o demonios, Trickster Online es una buena oportunidad  para cambiar un poco de aires.

El apartado técnico del juego es bastante decente. El apartado gráfico es muy divertido, lleno de escenarios amplios, personajes con un diseño de comic japonés (Manga), y una velocidad que te dará una buena experiencia de juego.

La banda sonora del juego no tiene tanta espectacularidad, pero contiene elementos buenos para analizar. La banda sonora del juego nos hará recordar grandes ánimes, y los efectos de sonido sin duda nos harán reír al momento de jugar.

El juego desde que iniciamos nos daremos cuenta que es totalmente diferente. Nos pedirá, como cualquier juego de Rol, elegir nuestra clase, pero esta ocasión no elegiremos a un mago o un guerrero, si no que tendremos clases tan raras como: La modelo, el cazador, el bibliotecario, etc.

Ya cuando salgamos al mundo, nos toparemos con los siguientes modos de juego:

Podemos optar por el sistema clásico, es decir, luchar cuerpo a cuerpo usando cualquier tipo de armas.

Si estás cansado de luchar usando tus extremidades, el juego te permite luchar usando magia, pero no cualquier magia, si no la que elegimos con cartas, muy parecido a juegos de mesa como ‘’Magic’’ o ‘’Yu Gi Oh’’.

Un juego que sin duda tiene que probar gracias a su espléndida originalidad.

 

Tags: , ,

Comentario:

Agrega un comentario:

Dinos que te ha parecido el contenido de esta nota.